Su Minuto En la Biblia
Martes 19 De Enero Del 2021
Nuestra Gloriosa Esperanza
En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo miserable para que sea como su cuerpo glorioso. Filipenses 3: 20-21

El presbiteriano escocés Robert Baillie se enteró en 1684 de que sería colgado por su fe y luego arrastrado, y descuartizado, con sus manos y cabeza clavadas a un puente local. Refiriéndose a Filipenses 3:20-21, Baillie contestó: «Podrán cortar y descuartizar mi cuerpo como les plazca, pero estoy seguro de que nada se perderá, porque todos mis miembros serán juntados y hechos como el glorioso cuerpo de Cristo».

En la resurrección, los cuerpos de los cristianos serán elevados y transformados a semejanza del cuerpo resucitado de nuestro Señor. Cuando Jesús resucitó en Pascuas, poseía un cuerpo que era el modelo de los que nosotros tendremos por toda la eternidad.

Algunas cosas del cuerpo glorificado de Jesús eran similares a las que tenía antes de morir. Él se asemejaba a sí mismo; podía beber y comer; podía ser tocado. Aunque podía atravesar paredes y se aparecía en diferentes lugares sin viajar de una forma conocida, su cuerpo transformado no envejecía, ni tampoco se enfermaba ni moría.

Si está luchando contra dolores y penas, o si está afligido por una enfermedad o dolencia, consuélese. Algún día tendrá un cuerpo como el de él.

Escuche
el programa de hoy
Emisoras
Busca tu emisora Local
Siguenos en:
Momento Decisivo
Por Email
Haz click AQUI y regístrate para
recibir devocionales
Catálogo
Descarga nuestro Catálogo de Libros y Mensajes de Audio!